Desde el año 2011 compagino mi actividad profesional con la impartición de diferentes acciones formativas. Esto me permite mantenerme constantemente actualizado, y aportar al alumno una visión totalmente realista y renovada, garantizando una formación de máxima calidad.

Mi visión de la formación

Cada vez más, me reafirmo en la importancia de la figura del profesor cuando hablamos de formación en áreas técnicas, donde el objetivo es capacitar profesionalmente a las personas para que lleguen a desarrollar con suficiente autonomía las acciones inherentes a un oficio (electricistas, fontaneros, frigoristas, etc.).

Tanto el programa formativo como los medios técnicos y materiales del Centro Educativo juegan un papel fundamental en la formación para el empleo, pero de poco servirán si el director de orquesta no cuenta con los recursos, la experiencia y el conocimiento necesario para sacarles partido.

Hoy en día, resulta difícil encontrar profesionales bien cualificados y que estén al mismo tiempo “habilitados” curricularmente para impartir este tipo de formación.

 

Mis especialidades

Para ser considerado especialista en algo, opino que no es suficiente con haberlo estudiado. También debe existir una fase práctica de aplicación y desarrollo de los conocimientos adquiridos durante un periodo de tiempo razonable, que difícilmente se puede adquirir de otro modo que no sea trabajando en una empresa del sector.

Y si hablamos de formación de máxima calidad, considero que no es suficiente con haber trabajado en alguna ocasión, sino que el formador debe encontrarse al mismo tiempo ejerciendo su profesión.

Por dicho argumento, todas las especialidades de mi oferta formativa cuentan con el aval de mi experiencia profesional.

  • Climatización y refrigeración industrial
  • Instalaciones eléctricas
  • Energía solar térmica y fotovoltaica
  • Aerotermia y geotermia
  • Biomasa
  • Eficiencia energética